Cantándole al Bolero

Con textos que pueden cambiar y han cambiado el rumbo de las almas románticas, según el poeta ecuatoriano Jorge Enrique Adoum, el bolero es como un canto permanente al amor. Por eso los enamorados se adueñaron del género que, de generación en generación, ha ido cobrando fuerza y vigencia en la nostalgia y el recuerdo de la gente.

Surgido a partir de Tristezas, el primer bolero que sirvió de punto de partida al músico cubano Pepe Sánchez, considerado el padre del bolero, esa conjunción de letra y música no ha dejado de conquistar adeptos en  el mundo, provocando sentimientos que tan afines son a los hombres y las mujeres .

Los precursores, entonaron tonadas que un día serían el antecedente de esta expresión musical de seducción y deseo, de amores y desamores, de encuentros y desencuentros, que se define como bolero y que tuvo su primacía en las décadas de los treinta y los cuarenta del pasado siglo. Consolidada luego con la aparición de géneros musicales mixtos a partir del bolero, como el bolero-son, el bolero-cha, el bolero-mambo y el bolero moruno, entre otros

Con nuevos aires y acumulando vivencias que calan hondo en los corazones, el bolero en junio, con los Festivales Internacionales Boleros de Oro, su cita anual más incitadora y evocadora, para decir las cosas del amor que, sin distingos, nos llegan a todos y todas.

Viejos y nuevos aires impulsan los ritmos y cantos del legendario bolero español, devenido criollo bajo la influencia de trovas y serenatas a la luz de la luna. Por eso sus amantes de ayer, hoy y siempre agradecen tanto que el bolero siga siendo canto de aliento para los enamorados de siempre.

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*