Etapa Mágica

 

Hay un momento en la infancia que se puede denominar de mágico, Para entenderlo, tenemos que recordar que la imaginación es una de las posibilidades del ser humano que mas desarrollo le ofrece al infante, siempre y cuando no se mal encamine o malogre por la ignorancia de los mayores.

Mediante la imaginación el niño o niña se libera de las restricciones que a su corta edad le imponemos. Así, se ve militar al frente de un ejército, maestra en un aula, medica auscultando a sus pacientes. Un mundo de ensueños donde constantemente se encuentra elaborando historias que luego conocemos mediante las hazañas donde representa el personaje central, hacedor o hacedora de cuanto se proponen.

Los niños inventan compañeros de juego, interlocutores invisibles, “presencias” que son, naturalmente, el fruto de una fantasía  desbordada. Para un niño cualquier objeto puede convertirse en lo más deseado, solo con imaginárselo. Y las propias mentiras que se inventan guardan relación con ese proceso de desarrollo.

En las primeras edades, le sirve para ir adaptándose, ya que su imaginación le permite buscar soluciones, formas de actuar, expresiones que le facilitan luego hacer frente a actividades que irán presentándosele con los años.

No lo menosprecie diciéndole mentiroso o empelando frases, gestos o sonrisas irónicas  que lo hagan sentirse humillado. A medida que crece, ira separando lo verdadero de lo imaginario; y sobre todo, no límite esa facilidad imaginativa que caracteriza a los niños de corta edad y que tanto les ayuda en su desenvolvimiento y desarrollo.´

 

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*