Girón, La Victoria

gironDecir abril es pensar en Bahía de Cochinos y en la victoria que en menos de 72 horas encajó el pueblo a los mercenarios que osaron hollar el territorio cubano por ese punto de nuestra geografía.

A la 1 y 30 de la madrugada del 17 de abril de 1961, al siguiente día del entierro de las victimas del bombardeo aéreo y de la proclamación del carácter socialista de la Revolución, fuerzas mercenarias desembarcaron en Playa Larga y Playa Girón, al sur de la península de Zapata, creyendo encontrar el camino fácil para instaurar de nuevo su régimen de terror y miseria y despojarnos de las conquistas sociales logradas con el triunfo de la Revolución.Allí chocaron con los pequeños destacamentos de milicias de la zona y se entablaron los primeros combates.

 

Girón se convirtió en victoria y por sus arenas batallaron no solo los hombres. Miles de mujeres, adiestradas como brigadistas sanitarias o en el Cuerpo Auxiliar de los Servicios Médicos de las Fuerzas Armadas, atendieron a nuestros heroicos combatientes heridos, haciéndolo por igual con los mercenarios. Fue el bautismo de fuego de aquellas primeras brigadas sanitarias de ayuda a las FAR de los días iníciales. Ellas participaron en el avituallamiento de los puestos de primeros auxilios instalados próximos a las zonas de combate, cocinaron para los combatientes y atendieron los hospitales de campaña. También sustituyeron a los trabajadores que marcharon al frente y recogieron ropas, medicinas y alimentos para los vecinos de la Ciénaga de Zapata que se quedaron casi sin nada cuando los mercenarios saquearon sus casas.

Sí, porque objetivo de aquella invasión organizada, dirigida, armada y financiada por los Estados Unidos, era la Ciénaga de Zapata, un territorio de 3 000 kilómetros cuadrados, dedicado antes de 1959 a la producción de carbón vegetal, su base económica y sustento de las familias. Pensaron que el territorio les resultaría idóneo para instalar una cabeza de playa, entre otras acciones combativas y tratar de derribar luego a la Revolución. Una vez más se equivocaron.

El plan ejecutado por la CIA con la anuencia de la Administración Kennedy, la llamada Operación Pluto, fue aplastada en una ofensiva relámpago encabezada por Fidel, que no dio tregua al enemigo. El día 19, tras unas 65 horas de incesante batallar se tomó por asalto Playa Girón, ultimo punto en poder de los invasores.

La caída de Playa Larga marcó la etapa final de la fugaz invasión de la Brigada mercenaria 2506, que desde ese momento imprimió  mayor rapidez a su retirada. Mientras, los aviones yanquis continuaron hostilizando el avance miliciano, ametrallando y bombardeando poblaciones indefensas. Playa Larga y sus alrededores fue liberada.

El imperio poderoso no pudo con la ofensiva del pueblo de Cuba y, en Girón, se vivió  una página gloriosa, escrita con singular arrojo y heroísmo, No solo fue un triunfo militar, sino una gran lección que conllevó para el imperialismo una aplastante capitulación, su primera derrota imperialista en América. Por eso, abril, es Girón: emblema y trinchera; victoria de pueblo.

 

 

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*