Desde la Fe y la Justicia

10bJuristas, teólogos, representantes de diversas denominaciones religiosas, representantes de ONG se dieron cita en las sede del Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR), para intercambiar y reflexionar en torno a los Cinco luchadores antiterroristas cubanos y el llamado a liberar a Gerardo Antonio y Ramón de sus injustas prisiones.

Desarrollado paralelamente a la Jórnada Internacional 5 Días por Los Cinco, que se efectúa en Washington, el encuentro  llamó a compartir desde la confianza  y la fe de que un mundo mejor es posible, la posibilidad de abrirnos cada día más a la solidaridad,  la comunión y el amor encarnados en René, Fernando, Gerardo, Ramón y Antonio, y contribuir al afianzamiento de la campaña internacional por su liberación.

Como acotó Gabriel Goderch, coordinador general del Grupo OAR,  “si la Iglesia no va a estar al servicio y a la escucha de quienes sufren opresión e injusticia, entonces vana es la fe. Partiendo de nuestra identidad  cristiana y desde una espiritualidad liberadora, reconocemos que en todo camino humano y solidario siempre hay un importante germen liberador”.

Al respecto, el reverendo y  coordinador del área de Teología,  Luis Carlos Marrero, hizo a la audiencia importantes reflexiones sobre los conceptos de espiritualidad y liberación, dirigiéndolos desde su fe a la  Cuba de nuestros días, donde un socialismo nuevo está comprometido con la construcción de ese mundo posible. “Si como cristianos  creemos que Dios es amor y comunión, la forma de acercarnos a ese misterio tiene que ser abriéndonos cada día mas al amor solidario y a la comunión. Amor, solidaridad y comunión encarnados en René, Fernando, Ramón, Gerardo  y Antonio”, ejemplificó .

Entre, canciones, citas bíblicas, lectura de poemas, entre ellos uno de Antonio Guerrero titulado Signos vitales, reflexiones y un compartir colectivo  de los presentes, primó el común acuerdo de que la solidaridad es la única vía de lograr que salgan libres de sus prisiones los héroes cubanos victimas de unas colosal injusticia. Y para ello,  aseveraron, hay mucho por hacer en este sentido para acrecentarla y llevarla al mismo corazón del pueblo norteamericano.,

El abogado y colaborador del Grupo Oscar Arnulfo Romero, Alain Vallín Borrego  ofreció una detallada exposición  del caso, enfocada en el plano judicial y criticó el proceso legal de que fueron objetos los cinco antiterroristas, la violación de los mas elementales derechos humanos y el maltrato a sus familiares, impedidos de visitarlos y comunicarse con ellos, como es el caso de Adriana, la esposa de Gerardo.

“Cualquier mujer u hombre verdaderamente digno no puede permanecer de brazos cruzados ante el dolor ajeno y la injusticia tal y como lo hicieron Jesucristo, Nelson Mandela, Monseñor Oscar Arnulfo Romero y tantos otros a lo largo de la historia de la humanidad. Por eso, agregó, combatir a favor de Los Cinco es luchar contra las injusticias, que van desde las falsas imputaciones de un delito que ellos no comieron hasta lo amañado de un juicio en un sede parcializada y cargada de odio hacia Cuba. “Esta injustica puede  detenerse, solo basta la firma de un hombre, el Presidente de los Estados Unidos de América.

Elizabeth Palmeiro, esposa de Ramón Labañino, intervino posteriormente para agradecer en su nombre y en el de los otros familiares, por el emotivo encuentro y por el apoyo y las reflexiones escuchadas. Recordó que de los 24 años que lleva de matrimonio con Ramón, más de 14 han estado separados, aunque nunca se han sentidos solos, “porque nos une el amor, la familia, los amigos, la solidaridad de ustedes y de tanta gente”. Expreso que se ha logrado una Plataforma pastoral lnterreligiosa Cubana, de la cual forma parte la OAR, que involucra al a personas de diferentes creencias  religiosas y que es el resultado de la cohesión a la  causa de los Cinco.

Elizabeth expresó el sentir de Adriana y de los demás familiares, al decir que “vivimos en zozobra constantemente, porque cada vez que a cualquiera de Los Cinco los llevaban al hueco o los cambiaban de celdas, ellos no veían ni el sol. Nunca cogían sol, porque en el hueco ni siquiera intercambiaban con los carceleros que le llevaban la comida. Ni tampoco en el Centro de Detenciones de Miami, el tiempo que estuvieron allí ellos tuvieron siquiera un rayo de sol.

La esposa de Ramón Labañino recordó que Cuba no descubrió el terrorismo en el 2001 cuando se cayeron las torres gemelas, lo descubrió desde el mimo año del triunfo de la Revolución, cuando comenzaron los sabotajes, los atentados, el irrespeto a nuestras libertades y la violación de nuestros principios éticos y morales. Enfatizó, además, en que la labor realizada por esos Cinco hombres impidió incluso actos terroristas en territorio de los Estados Unidos, y la muerte de personas dentro de ese país, lo que no se tuvo en cuenta en el proceso judicial contra ellos.

Agradeció nuevamente el noble gesto del grupo de realizar el encuentro coincidiendo con la Jornada de Denuncia por los Cinco que se celebra en Washington, porque ni las familias de todos nosotros, de Fernando ni René que ya están con nosotros, podremos descansar ni  guardar silencio sabiéndolos en prisión y esto nos da impulso para hacer de cada acción una manera de llegar a ellos. Si no fueran cubanos, otra seria la historia, pero son cubanos y por defender la Revolución, que siempre ha estrado atravesada en la garganta del imperio, es que nuestros familiares están presos. Y apuntó: “Obama no los encarcelo, pero puede liberar”.

El encuentro en la sede del Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero, conto con la asistencia, entre potros funcionarios, de Carlos Samper, vicejefe de la Oficina de Atención a los Asuntos Religioso del Comité Central del Partido y concluyo con expresivos comentarios del publico asistente dirigidos a incrementar el apoyo a su causa y a sus familiares. Como expresó uno de ellos, recordando proféticas palabras de Fidel: ¡Volverán!

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*