Salvoconducto de Salud

laptancia1Amamantar, ese acto repetido durante siglos y siglos en distintos confines, va más allá del simple hecho de alimentar al bebé. Amamantar contribuye a trasmitirle a ese pequeño ser, confianza, seguridad; emocionalmente lo ayuda mucho y tanto como el progreso físico visible de la criatura, esta esa especie de compacidad intima que se establece entre madre e hijo. Tiempo de inter cambio, de miradas amorosas, de mucha ternura.

Estamos en la Semana Mundial de Lactancia Materna, iniciativa que fomenta el amamantamiento como la mejor opción de salud para los bebes. Aprobada en el año 1990 por la Alianza Pro Lactancia Materna (WABA) en coordinación con la UNICEF y la OMS, la jornada llama a las madres a que alimenten al pequeño ser exclusivamente con la leche del pecho, porque le proporciona todos los nutrientes y líquidos que requiere su organismo en cantidad y calidad suficientes. Además de hacerlo mas invulnerables a las infecciones, por los anticuerpos y sustancias preservadoras que posee esa leche natural.

¡Un triunfo para la vida” es el lema escogido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para celebrar la jornada de este año, que busca que los jóvenes de ambos sexos perciban la relevancia de la lactancia materna. En nuestro país ese derecho lo disfrutan uno de cada dos niñas y niños menores de seis meses y se trabaja para que la sociedad en general comprenda y estimule las bondades de ese producto natural que emana de los senos maternos y cuya promocione sus bondades  bien probadas. Según declaraciones al colega Granma del jefe del Departamento Materno Infantil del Ministerio de Salud Publica, doctor Álvarez Fumero, esa practica constituye, además, un factor fundamental para el logro de los objetivos del Milenio y de la agenda de de desarrollo del año próximo en materia de salud.

Muchos de los especialistas que intentan explicarse al ser humano y sus comportamientos a través de la psicología, aceptan que los primeros años de vida son fundamentales para el equilibrio emocional y señalan a los meses iníciales como extraordinariamente importantes y decisivos. Se recomienda que el bebé empiece a mamar a los pocos minutos del parto. Es su succión la que hace bajar el calostro o primera leche, muy escasa, densa y amarilla. Verdadero extracto de alimento, con elevado valor nutricional, capaz de proveerlo en esas primeras horas de vida de los sustentos necesarios para una mayor inmunidad.

Y es que, durante esos meses, el recién nacido aprende dos aspectos vitales: la dificultad que existe entre él y el resto del mundo, y a confiar o desconfiar de los seres que lo rodean. Aspectos ambos esenciales para lo que será una personalidad armónica, sana, desde el punto de vista psicológico. Ello coincide por demás, con el periodo de lactancia.

Un niño o niña criado únicamente con leche de pecho hasta los seis meses o más, es como si recibiera un salvoconducto de salud y vida. Los bebés así alimentados, tienen menos peligros de contraer enfermedades crónicas, pues para su crecimiento y desarrollo óptimos, la leche materna resulta suficiente, además de tenerla disponible a cualquier hora

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*