Cultura, Referente de Dignidad

Foto 11Había transcurrido apenas una semana desde el alzamiento del 10 de octubre de 1868, conocido como La Guerra de los Diez Años, cuando el Ejército Libertador, al mando del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, decidió tomar la ciudad de Bayamo, hoy capital provincial de Granma, en la que se atrincheraba una fuerte guarnición española. Apenas sin armas para tamaña hazaña, los inexpertos insurrectos derrotaron a la fuerte guarnición española acantonada allí.

Contaron con el apoyo de los hombres y mujeres del pueblo que los secundaron en la acción. Al frente de aquella División Mambisa iba Candelaria Figueredo Vázquez, una jovencita de 16 años que sabía del dolor de la esclavitud y de los anhelos libertarios de sus compatriotas. Por eso, cuando su padre, el abogado bayamés Pedro (Perucho) Figueredo Cisneros, le pidió que fuera la abanderada de la División. Canducha, como la llamaban, asumió la petición con responsabilidad y muy feliz de representar a las mujeres cubanas en aquella hora decisiva de nuestra patria. Era el 20 de octubre de 1868.De esa fuente nutricia y raigal, nacimos.

En aquellos días forjadores los bayameses tuvieron el privilegio de asistir a la toma de su ciudad, misma que antes de entregarla al enemigo que lo asediaba, prefirieron  prenderle fuego para que encontrara solo sus cenizas. Pero la fecha quedó en la historia patria como el día en que se fundieron los elementos básicos de nuestra cultura e identidad, a la par de la voluntad  ciudadana de conquistar su independencia.

El Himno llamando al combate a los bayameses, fue el inicio de un largo batallar que Cuba entera hizo suya y en el que el sentir de cubanía devino aspiración de justicia y libertad, sedimentando en los cubanos y las cubanas el concepto de nacionalidad. Un camino en que la voluntad política y social de la cultura cubana fue extendiéndose con el pensamiento  de sus creadores y que, con mucho, ha trascendido el panorama universal.

A 146  años de aquel histórico día, la cultura sigue siendo referente obligado y permanente de nuestra identidad  y de nuestro tiempo. Por eso y entre otras razones, la celebración del Día de la Cultura Nacional ha sido dedicada este año a los jóvenes. Esos que NO se probaron en ninguna guerra ni vivieron tiempos considerados de heroísmo, pero han crecido en momentos difíciles de bloqueo y Periodo Especial y arrostran numerosas dificultades económicas, fieles al compromiso social de su país y a los sueños de integración latinoamericana del que son herederos.

A la luz de la Cuba que todos avistamos, a los jóvenes les corresponde buena parte de este batallar actual, mucho mas complejo, quizás, pero que se afianza en solidas bases de sostenibilidad y prosperidad. Crecidos intelectual y culturalmente en una vocación patriótica, humanista y solidaria, el orgullo que entraña ser herederos e iniciadores de un pueblo heroico y batallador, floreciente espiritualmente los impele, pero  también los invita a reflexionar sobre nuestros referentes patrióticos y humanos a fin de ser mejores,.El quehacer y aporte de la juventud, en momentos en que están en juegos los valores que nos acunaron, resulta vital para  reforzar nuestra identidad ante la vida, a partir de una sociedad más educada y culta, lejos de la banalización y la chabacanería, como parte de nuestros conceptos identitarios , como nos enseñó Martí.

 

Como es tradicional, Bayamo, la Ciudad Monumento, es la sede de la Jornada por la Cultura Cubana y lo celebrará con la presunción que entraña tal compromiso.Múltiples son las actividades programadas en todo el país. Muchas de ellas, llevan la rubrica auspiciadora de la Asociación Hermanos Saiz y, como se desprende, van dirigidas a un publico eminentemente joven. Por nuestra parte, resaltamos otras no menos importantes: el Concierto Patria mía, el día 20,  en la Casa del Alba, en La Habana, por el cumpleaños 85 de la  destacada combatiente y Heroína Nacional del Trabajo, Asela de los Santos, con la participación del Coro de la Academia Nacional de Canto Mariana de Gonitch, dirigida por el maestro Hugo Oslé, a cargo también de la Cantata por Los Cinco y la paz mundial a celebrarse en la semana.

 

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*